El 30 de abril se celebró de forma presencial en Granada la Asamblea de PROKARDE, y también de forma online, se unieron varias delegaciones y comunidades de Carmelitas Misioneras de Europa y de otros lugares del mundo.

La oración fue motivada por la Delegación de Granada e invitó a todos los presentes a centrar la atención en la “Mirada”. Sí, en las miradas cálidas, fraternas y compasivas, aquellas miradas que son luz en la oscuridad, las que dignifican, las que construyen unidad, solidaridad.

Miradas que son bendición, ya que hace 25 años empezaron a mirar a quienes más lo necesitaban y hoy siguen mirando para dar vida y ayudar a los países en vía de desarrollo. Benditas miradas que nos traen noticias de nuestros hermanos de otros mundos para que juntos reivindiquemos sus derechos.

Y bajo esta metáfora hermosa de la “Mirada”, se desarrolló toda la asamblea, acogiendo el informe de los proyectos existentes y el informe económico; así mismo otros temas de organización interna.

También es de destacar el testimonio compartido por las comunidades de Cracovia, Trzebinia y Rumanía, quienes desde el mes de febrero acogen a refugiados Ucranianos y con la ayuda y solidaridad de diferentes benefactores e instituciones les están auxiliando en sus necesidades básicas y legales. Es toda una experiencia de amor, reconciliación y fraternidad que traspasa los límites de la guerra.

Con corazón agradecido y con el desafío de seguir tejiendo proyectos que ayuden al desarrollo de los pueblos más pobres se concluyó la asamblea, celebrando los 25 años de vida de PROKARDE.

Compartimos aquí el enlace para disfrutar de un regalo-video que hizo el sr. Javier Fernández con motivo de este aniversario.

Miradas que interpelan, miradas que preguntan, miradas que suplican, miradas que transforman.

Nuestras miradas se cruzan. Nuestros miedos, esperanza, seguridades, gozos y desconfianzas viajan por el espacio que queda entre nosotros.

El espíritu late con pasión, porque cuando los ojos ven los corazones sienten.

es_ESES
Comparte esto