UN PEQUEÑO DESIERTO EN LA CIUDAD

Un tiempo de silencio, de encuentro, de paz

Desde este pequeño desierto en la ciudad, se contempla Barcelona, con el mar al fondo brillante y luminoso, como es siempre el Mediterráneo; y en la línea del horizonte emergen las construcciones más significativas de la ciudad.

Dentro de este pintoresco paisaje, está enclavada la comunidad P. Palau (Vallpar, 3) con un elemento nuevo para atender mejor a su misión: la Ermita Nuestra Señora de las Virtudes. Este lugar sencillo abre sus puertas a toda aquella persona que desee tener experiencia de “cueva”, de silencio, de contemplación. Se trata de un pequeño pero acogedor espacio, que ofrece la oportunidad de orar con la espiritualidad Teresiana Sanjuanista – Palautiana.

Quien desee acudir para este tipo de experiencia, tendrá acceso la capilla del P. Palau, con dos hermosas terrazas y un entorno natural único para poder disfrutar de la naturaleza. A la vez, se podrá disponer de material de reflexión, oración y estudio sobre nuestro Carisma.

Experiencia eremítica urbana