Los días 05, 06 y 07 de abril el CMS Francisco Palau de Huépil se trasladó hasta Las Trancas una localidad de montaña ubicada en la comuna de Pinto, de la Región de Ñuble en el sur de Chile, a unos 500 km al sur de Santiago, la capital del país.

Hemos tenido un fin de semana muy grato, con momentos de reflexión, espacios de silencio, compartir comunitario instancias muy necesarias para el crecimiento personal y así seguir aprendiendo de nuestro fundador con respecto a la oración.

Poder disfrutar también de la belleza del paisaje que llama a dar gracias a Dios por tantas maravillas creadas para nosotros y acompañar a Laurita en la hermosa bendición que se hizo de su casa enriquece aún más la amistad y fraternidad de nuestra comunidad Francisco Palau.

Solo queda agradecer por el encuentro y la entrega de cada una para que todo saliera como Dios lo tenía dispuesto.

Fueron días y momentos muy especiales que no solo nos permitieron reflexionar sobre nuestra vida en comunidad y en Cristo, sino que también revisar como estamos y que estamos haciendo en distintos ámbitos de nuestra vida personal y de nuestro propio crecimiento. Hemos tenido la oportunidad de profundizar en nuestra relación con Dios, escuchar su voz y renovar nuestra fe, a través de la oración, la meditación, el silencio y la reflexión personal. Viviendo una jornada, en el que nos hemos dejado acompañar por nuestra asesora, hna. Jacqueline Moraga, quien nos ha guiado en este valioso tiempo, por el camino de la oración, alejándonos de la rutina diaria, de las distracciones y preocupaciones del mundo, para concentrarnos en nuestra relación con Dios. Vivimos de manera especial en estos días un sentido de comunión familiar, con una rica conexión espiritual entre quienes participamos de este encuentro.

Logramos desconectarnos del mundo cotidiano y nos conectamos con nuestra fe y nuestra espiritualidad, renovando en lo más íntimos de nuestro ser, nuestro compromiso con Dios. Todo lo vivido se engrandece por la belleza del lugar, la paz y tranquilidad que nos acompañó durante el fin de semana. El estrés y la ansiedad se anularon en estos días, apreciando la belleza del mundo natural, admirando en ella la creación y la grandeza de nuestro Padre Dios.

En estos días, experimentamos la comunión entre hermanas en la fe, compartiendo nuestras experiencias, nuestras vidas, ¡construyendo relaciones significativas y fortaleciendo la unidad en nuestra comunidad CMS. Renovamos nuestras fuerzas para un mayor crecimiento y compromiso con nuestra fe!… Hemos podido escuchar la voz de Dios y así permitir que su amor nos vaya transformando cada día.

Solo nos queda agradecer a nuestra asesora y en ella a las CM por compartir con tanto cariño, la espiritualidad carmelitana con todas nosotras.

Un encuentro muy esperado que nos dejó llenito el corazón por haber compartido como grupo y familia del CMS y agradecer a Dios padre, que nos unió en la fe para estar juntas en este encuentro.

Comunidad CMS Francisco Palau- Huépil Chile.

 

 

es_ESES
Compartir