Hna Milagros Urrutia, natural de Navarra pero muy identificada con la India, donde ha pasado gran parte de su vida religiosa. Las hermanas que la conocen la definen como una gran misionera, sencilla, fraterna, siempre disponible para ir donde se le necesitaba., con una gran capacidad de adaptación a la cultura, costumbres , gastronomía, siendo siempre agradecida con todo lo que recibe. Ha desarrollado su misión, como Carmelita Misionera, en la Provincia “San Francisco Javier” India. Una mujer con una gran vocación de misionera, muy entregada a ella, como enfermera de profesión ha trabajado en el Hospital de leprosos en Gujerat, pero el ardor misionero que hay en su interior le permitió ir a la nueva fundación de Dandhuka, lugar donde no había cristianos y dispuesta siempre a evangelizar. Después de jubilada laboralmente ha estado en el equipo formativo del noviciado y ayudando a los seminaristas en todo lo que necesitaban, siendo como una madre para ellos. Tuvo que hacer gran esfuerzo para aprender la lengua Gujerati, pero tampoco lo dudó…ella es fiel hija de Francisco Palau y tiene conciencia de ir siempre “Dónde la Gloria de Dios le llama”. Por donde ha pasado ha dejado una estela de bondad, de mujer de Dios. Todos la recuerdan con cariño. Escuchemos el testimonio de esta gran misionera. ¡¡Gracias Hna Milagros!! Por tu entrega generosa y tu testimonio de Carmelita Misionera de cuerpo entero.