La Misión Juvenil CM 2020 en Calingasta, San Juan, Argentina, se ha celebrado del 4 al 12 de Enero. Algunos jóvenes de los que han participado nos cuentan sus testimonios. Se alegran de haber participado y ratifican el lema…..“Cristo vive y te quiere vivo”

Soy Juan Manuel, me dicen Pepe, soy de Barreal, Calingasta. Participé de la Misión del Carmelo Misionero 2020, “Cristo vive y te quiere vivo”.

Estoy seguro de que ésta misión me cambió la vida, la forma de ver el mundo y verme a mí mismo.

Como muchos de los jóvenes de hoy, yo también andaba en cosas que me alejaban de Dios, creo que era por refugiarme de todos los mambos que tenía, estaba en el grupo de jóvenes pero no 100% comprometido. Ver la realidad de muchos jóvenes, me hizo replantearme mi forma de vivir, ver a Jesús en cada casa que visité y ver que cada familia que me abrió las puertas de su casa, necesitaba escuchar de Dios y me hizo querer seguirlo con mi 100%.

Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero yo creo que el hecho de que la gente en Calingasta, en especial los jóvenes, me vean feliz, por seguir a Jesús, ya es evangelizar. Quiero que la gente acá lo conozca como yo conocí su amor en la misión. Como joven calingastino, me comprometo a perseverar en la fe y contagiar a los jóvenes de mi pueblo, la alegría de seguir a Dios.

Pepe (Barreal, San Juan)

¡Hola! Me llamo Exequiel, tengo 18 años, soy de Barreal, San Juan. La semana anterior participe de la “Misión Juvenil CM 2020”,  fue una de mis mejores experiencias, algo que fue un poco raro al principio porque no siempre vas a una misión, pero yo esta vez fui preparado y a la vez con miedo. Miedo de alejarme de alguien, miedo porque al principio estaba muy tímido, porque no conocía a nadie, aunque si estuve con dos de mis amigas de Barreal. A medida que pasaban los días, las cosas cambiaron por completo, empecé a socializar con los chicos y chicas de a poco, les empecé a caer bien, aunque claro fueron días difíciles porque teníamos que levantarnos temprano ¡cosa para la que yo soy muy malo! ¡Pero bueno hice mi mayor esfuerzo!

Conocí a otras Hnas Carmelitas Misioneras nuevas, me costó un poco que no estuvieran en mi grupo las hermanas que yo conozco, las que están en Barreal, pero lo supe entender y disfrute de los momentos en que pude compartir con ellas…

Las hermanas me ayudaron mucho y me alentaron a seguir en este camino de fe, a no bajar los brazos por nada porque Dios me va a ayudar en todo momento.

Y todos los chicos (misioneros/as) me dijeron que contara con ellos, me subieron el ánimo y me ayudaron cuando estuve mal en estos días.      ¡Gracias a todos!

Exequiel (Barreal San Juan)

“Si confiamos”todo se puede

Carla en la “Pampa del Leoncito”

¡Hola! Soy Carla de Misiones y tengo 21 años. Para comenzar de la mejor manera el 2020, participé de la Misión Juvenil del CM realizada por segunda vez en Calingasta, provincia de San Juan. La verdad fue una experiencia muy hermosa, en donde pude conocer a muchísimos jóvenes que llevan lo mismo que yo en su corazón, a Jesús.

Pude llevar a Jesús a niños, jóvenes y adultos que quizá no lo conocen o lo tienen muy olvidado. Llevarlo a él a esas personas me llena el corazón, me siento muy bendecida ya que a través de esta misión y las anteriores en que las participé, pude cambiar mi forma de ser, pensar y actuar ante distintas situaciones de la vida cotidiana.

Al principio, parecía imposible poder participar de la Misión con el grupo de Misiones, ya que los presupuestos de traslado hacia San Juan eran altísimos, pero con mucha oración y fe pudimos participar 13 jóvenes de mi provincia! Estoy encantadísima con todo lo que hace nuestro Papito Dios y nuestra Mamá María, “si confiamos” todo se puede, con Fe y oración, ¡cualquier cosa! Toda circunstancia Dios la acomoda, la arregla, la resuelve de la mejor manera posible. A veces se toma un largo tiempo, pero vale la pena esperar, vale la pena confiar…

Palpitando la “Murga Misionera”

Culminando este breve testimonio quiero dar gracias principalmente a Dios, por su hermosa providencia, por poder participar de la Misión. También quiero agradecer a todas las personas que de una u otra forma nos ayudaron para que podamos ir (conocidos, parientes, amigos, etc) Infinitamente gracias a todos!!!

¡Estoy muy muy feliz! ¡El corazón me explota de felicidad! Gracias también a las Hermanas Carmelitas Misioneras por hacer posible que esta Misión se lleve a cabo.

Jesús nos quiere ver felices siempre y nos dice “Yo estoy vivo y te quiero vivo” como lo expresa el lema de esta Misión 2020.

Con cariño, Carla (Misiones)

“La misión, la mejor manera de invertir mis vacaciones”

Fabio Pinheiro

Soy Fabio Pinheiro, joven misionero, de la Provincia de Misiones. Los primeros días del mes de enero, como  lo vengo haciendo desde hace algunos años, he participado en la Misión Juvenil de Verano del Carmelo Misionero, esta vez, me tocó en la comunidad de Alto Calingasta.

La verdad es que nuevamente estoy sorprendido con todo lo que significa ser misionero, con todo lo que Dios nos regala, y con la oportunidad que de participar como coordinador general, lo cual para mí fue un nuevo desafío y una ocasión para ver nuevamente que si me entrego en las manos de Dios todo sale de la mejor manera.

La verdad es que no alcanzan las palabras para describir lo que significa ser misionero y llevar la Palabra de Dios, son inexplicables sus actos de amor por nosotros. Sin dudas las misiones de verano, son para mí, la mejor manera de invertir mis vacaciones. Otra vez salí lleno de vida y de Paz. Una paz que me encantaría que más jóvenes pudieran experimentar.

Murga Misionera en Alto Calingasta

A los jóvenes de Calingasta, a aquellos que pudieron participar de las actividades que propusimos y conocer más de Dios y a los que no pudieron también, les  deseo con todas mis fuerzas que puedan abrir las puertas de sus corazones para que Dios pueda hacer maravillas en ustedes, así como lo ha hecho en nosotros y lo sigue haciendo día a día.

En esta Misión sentí una alegría inexplicable al ver a un joven participar con nosotros en este caso Ezequiel (Chuzo). Joven, con quien tuve la gracia de hablar en la Pascua Joven realizada en Abril del pasado año 2019. Gracias a tantos jóvenes como él, que abren su corazón a Dios dan tanta alegría a los misioneros.

Atte. Fabio Pinheiro. (Panambí, Misiones)

“Una experiencia inolvidable e irrepetible”

¡Hola! Me llamo Verónica Gisell Garyluk, tengo 21 años y soy de Dos de Mayo, Misiones, Argentina.

Primero que nada, estoy muy agradecida con las Hermanas Carmelitas Misioneras por permitirme participar de esta Misión 2020, que sin dudas ha sido, es y será una experiencia inolvidable e irrepetible en mi vida .

Es una sensación de felicidad y plenitud que no se compara con todos los lujos que tenemos en la vida diaria. 

Fue un giro total en mi vida, que me hizo ver y entender tantas cosas, y sobre todo aprendí  muchísimo, me pude conocer más y sentir nuevamente el llamado de Dios, que sin dudas, esta vez fue mucho más fuerte, cada vez estoy más segura que sus obras son maravillosas .

Vero en actividad con los niños

No tengo dudas que el Señor estuvo preparando mi corazón y guiándome en cada detalle que se presentó en el camino. Todos pasamos por momentos duros en la vida, en los que nos cuesta mucho levantarnos, pero Dios es tan grande que nos anima a seguir y a descubrir que todo lo que nos ha pasado es un aprendizaje y una experiencia para nuestras vidas .

Desde ahora me comprometo a seguir firmemente con mi Sí, sobre todo caminando bien cerquita de nuestro Señor, junto a la Virgencita, dejándome sorprender por ellos. Porque sin ellos no somos nada.

Conocí a personitas increíbles que los llevaré siempre en mi corazón y sobre todo espero que muy pronto nos volvamos a reencontrar .

Solo me queda agradecer y estar en oración por todos

¡Muchas gracias CALINGASTA!

Eternamente agradecida …

Vero