“Hágase en mi tu voluntad Señor”, esta es la respuesta que ha dado la joven Carmelita Misionera Puspha, cuando después de una preparación de años en la familia del Carmelo Misionero, se ha dispuesto a entregar su vida generosamente al Señor. Gracias hermana, te deseamos toda la felicidad en esta nueva vida que ahora comienzas.

¡¡Felicidades!!