Sin miedo al virus que quiere paralizar hasta el sentido más profundo de comunión y con la confianza puesta en el Señor, estas hermanas decidieron dar un paso más, salir de su “casa” con todas las medidas de seguridad, pero con la certeza que Jesús nos sigue invitando a llevar a cabo gestos concretos de unidad, buscando “juntas”, como aportar nuestro granito de arena en bien de la Provincia, de la Congregación y de la Iglesia…….aquí nos cuentan su testimonio. ¡¡Gracias hermanas!! en gestos concretos de fraternidad, está nuestra felicidad. “Dios me ha dado hermanas “.
“Este es el tiempo propicio”

Conscientes de que: “este es el tiempo propicio” para visitar nuestros desiertos, tomar conciencia de nuestra pobreza y debilidad, despojarnos de nuestros miedos y trazar caminos de esperanza, las Carmelitas Misioneras de Francia (Perpignan y Livron) decidimos conjuntamente, salir de nuestras zonas de confort, despojarnos de viejos hábitos y ponernos en camino para respirar aires nuevos y descubrir diferentes maneras de ver, de hacer y de estar.

Para ello, cuando recibimos la comunicación del Consejo Provincial fijamos una fecha y un lugar de encuentro: Del 22 al 25 de febrero, en Livron. Desde ese momento ya comenzamos a disfrutar. Salir de nuestra rutina cotidiana, regalarnos un tiempo de sosiego, de escucha, de vida compartida y de gozo fraterno. Ese era nuestro deseo.

No queríamos que el miedo a la pandemia y a toda la miseria que nos rodea nos privara de libertad.

Muy unidas a toda la Congregación y  en estos momentos de preparación al V Capítulo Provincial quisimos compartir lo que anteriormente habíamos reflexionado cada hermana de las dos comunidades. Comentamos y pusimos en común las respuestas que habíamos dado a las cuestiones que la Provincia nos envió en el documento:”Pista de discernimiento”, “Plan Congregacional en el momento actual y Plan estratégico Provincial”.

Nuestros  encuentros fueron momentos de gracia, de diálogo fraterno, de cuestionamiento, de nuevos desafíos y propuestas.

En estos 3 días hemos rezado juntas, hemos respirado el aire puro de Livron, y contemplado una tierra rica en pastos, bosques, flores, frutos y manantiales de aguas cristalinas. Trabajamos juntas y hemos celebrado la vida dada enteramente a Dios y a la Congregación, de nuestras Hnas Aránzazu Abásolo y Candelas Juárez.  (Sus cumpleaños). ¡Toda una fiesta!  Las hermanas con sus diferentes talentos se encargaron de amenizar la fiesta: Liturgia preparada con esmero y sentimiento; decoración de capilla y comedor, teatro, juego de cartas y no digamos nada del banquete que nos preparó ¡la jefe de cocina!

El día 25 por la tarde, nos despedimos pensando ya en los próximos encuentros.

Un sentimiento profundo nos animaba a todas: vivir intensamente el momento actual, el momento propicio: Cuaresma, pandemia, preparación para el Próximo capítulo Provincial, camino hacia la Pascua.

Que podamos reconocer a Jesús resucitado caminando a nuestro  lado; que nos llene de su luz de su fuerza y de su amor, para poder transmitirlo a los demás.

Las hermanas de las comunidades de Livrón y Perpignan: Juana Antonia Urtasun; Romana Tranche; Mª Aránzazu Abásolo; Feliciana Hernández, Antonia Hernández; Ana Mª Farizo; Mª Luisa Edurese; Mª Candelas Juárez; Miriam Fernández; Vivien Gavan