Hoy el testimonio nos llega de la mano desde el Hogar  de Ancianas de San Fernando en Chile. Muchas gracias por vuestra entrega y por acercarnos a lo que está siendo en vosotras esa misión. Que el Señor os siga haciendo llegar su fortaleza para seguir haciéndole presente entre estas personas que tanto lo necesitan. De esta manera cada dia hacéis vivo la llamada del Señor “Lo que hicisteis con uno de estos pequeños conmigo lo hicistéis” (Mt 25, 40)

Ecos del hogar San José

Mi experiencia en este hogar de ancianas San José, en este tiempo de pandemia, puedo manifestar una alegría enorme, porque la directora tomó todas las medidas necesarias a tiempo, como el restringir las visitas de apoderados, voluntarios u otras que solían visitarnos. Eso ha ayudado bastante a no tener contagio en el hogar, también las medidas que se han tomado son muy estrictas lo cual nos ha favorecido a todas. En cuanto a nivel personal tengo mucha confianza en Dios que nos protegerá y nada sucederá. De pronto hasta yo me sorprendo de mi misma en un tiempo atrás estaría desesperada, pero ahora confío plenamente en El con la esperanza viva de que Dios nos seguirá protegiendo, y a criterio propio siento que esto sucedió para hacernos caer en la cuenta de su presencia constante en nuestra existencia y así volver nuestra vida, mirada y ser a su infinita bondad y misericordia.  Rosario Cayola. (Jefa de personal) – Colombiana

 

Tengo el agrado de darles a conocer mis sentimientos con respecto a esta pandemia dentro del hogar. Me he viso en estos últimos meses mucho más involucradas en el cuidado de las residentes, me he podido encariñar con cada una de ellas, ya que, por esta contingencia sus familiares no han podido estar cerca de ellas, he tratado de darles lo mejor de mí como es una sonrisa, palabras de consuelo para poder mitigar algo su dolor.

También me he dado cuenta que el hogar está muy preocupado por esta situación y se han tomado todas las medidas para prevenir esta pandemia, esto tanto a mí como a mis compañeras de trabajo nos tiene muy tranquilas.  Rosa Eliana RCA (cuidadora adulto mayor)

 

 

Antes de todo un cordial saludo el presente escrito tiene por objetivo contar mi experiencia y expectativas de conocer al personal desde las RCA, jefa, sub jefas, personal de limpieza, enfermería, lavandería y principalmente las residentes desde que llegue a esta casa hogar ha sido muy positiva, creando nuevas expectativas en el trabajo de cada día, fui aprendiendo a conocer poco a poco a cada unas de las residentes, su estado de ánimo, sus anécdotas y la verdad son momentos muy lindos y a la vez también difícil. En esos momentos trabajaba sin problemas, esto cambió rotundamente, cuando se inició la pandemia a instantes se trabajaba con mucha tensión, presión y preocupación al contagio tanto para mí y a la vez contagiar a las residentes. Pero en el hogar se tomaron todas las medidas necesarias, las capacitaciones que hemos tenido nos orientaron para tener el conocimiento y así prevenir, de igual manera utilizamos los equipos de protección personal, también se realizó la PCR en dos oportunidades para descartar.

 

Dentro de todas estas medidas, hago alusión a las oraciones elevadas a Dios que no pueden faltar y agradecer principalmente a El que nos cubre con su manto y que siga así protegiendo a todos y al mundo entero, gracias a la hermana Leonor quien ha hecho un excelente trabajo y todo su equipo que es el personal que  laboramos sin más nada que agregar.Joana Barco RCA – Venezolana.