Hoy nos da su testimonio María Jiménez, una mujer sencilla, profunda y vital, que forma parte del grupo del CMS del Prat de Llobregat (Barcelona) desde el año 2007 en el que pronunció su compromiso.

Mari, como la llamamos todos, es viuda, tiene 2 hijos (uno de ellos con una limitación física importante, a causa de un accidente en plena juventud) y dos nietos de corta edad. Su familia, sus vecinos y sus muchas amistades, son los que día a día disfrutan de su entrega incondicional,  fruto de su carácter afable y sencillo, de su profunda fe y del sabor que ella sabe dar a todo, inspirada por el carisma palautiano, con el que siente tan feliz y tan identificada.

 

es_ESES
Comparte esto