“Yo nací en este país”

MEXICO, BRASIL, ECUADOR, COLOMBIA

 “Mi verde país”

“El Señor se apareció a Abrahán junto al encinar de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de su carpa a la hora de más calor. Alzó la vista y vio tres hombres de pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la carpa e inclinándose en tierra dijo:

– Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que se laven los pies y descansen bajo el árbol. Mientras tanto, ya que pasan junto a este siervo, traeré un pedazo de pan para que cobren fuerzas antes de seguir.

Contestaron:

– Bien, haz lo que dices.”  (Gn 18,1-5)

Con estas palabras de Abrahán a Dios, dimos la bienvenida a nuestras hermanas: Lila, Raquel, María,  Angélica y Loida quienes hicieron visita fraterna a nuestra Provincia del 10 de febrero hasta el 8 de marzo del presente año 2020. Fueron días de intensa fraternidad, escucha, diálogo, discernimiento del querer de Dios en nuestra vida y misión. Les hicimos partícipes de la dinámica de animación provincial y entraron en contacto con hermanas, comunidades, obras apostólicas, misión compartida y trabajo en red en: Ixcatlán y Querétaro (México), Betim y Guarulhos (Brasil), Quito (Ecuador), San Juan del Cesar, Urrao, La Estrella, San Antonio de Prado, Sabaneta, San Cristóbal, Vallejuelos, Turbo, Unguía, Cota, Cajicá, Cali, Villamaría, Norcasia, Ibagué y Bogotá en Colombia.

            Gracias por ser hermanas entre hermanas en las casas de Hermanas Mayores, en las comunidades formativas: Postulantado y Juniorado, en las comunidades educativas, en los centros de Espiritualidad, en “las Ciudades de Dios”, en “los Templos comedor”, en la pastoral parroquial, en el compartir con el Carmelo Misionero Seglar, en algunas de las comunidades de frontera que pudieron visitar, y sobre todo muchas gracias por el tiempo que dedicaron a escucharnos, gracias por recrear nuestro don vocacional con las Raíces Carismáticas y por impulsarnos y animarnos en la tarea evangelizadora como “Misioneras de la Comunión”.

            Para concluir la visita fraterna celebramos una eucaristía de acción de gracias en la Casa Provincial, con la participación las comunidades cercanas y presidida bellamente por el padre Arsecio Escobar, OCD.

¡¡¡GRACIAS HERMANAS!!!

Lila, Raquel, María, Angélica y Loida

Magníficat, Magníficat, grandes son las obras del Señor.

Gracias hermanas por su cercanía, porque han estado con nosotras en búsqueda personal y comunitaria de la voluntad de Dios para responder mejor a los desafíos del mundo de hoy y de la Iglesia.

Gracias porque sus reflexiones nos conectan con nuestra propia interioridad, con el Evangelio y con el Carisma, provocando en nosotras misión compartida con los laicos.

Gracias hermanas porque su paso entre nosotras nos abrió a la novedad del Espíritu presente en cada una de ustedes; en cada hermana de la Provincia dejan deseos de ser auténticas Carmelitas Misioneras, estando prontas y disponibles para extender el Reino de Dios.

Gracias porque ustedes han sido bendición especial y lugar de revelación de Dios para la Provincia Nuestra Señora de las Virtudes. Juntas bendigamos a Dios, porque han sabido cruzar fronteras con valentía y decisión para seguir tejiendo como hermanas la Comunión Provincial, Congregacional y Eclesial.

            Agradecidas como Abrahán, las acompañamos con nuestra oración y cariño fraterno, y las confiamos al cuidado y solicitud maternal de Nuestra Señora de las Virtudes.