Hoy nos llega la noticia de la celebración de los 25 años de consagración como Carmelita Misionera de la Hna Victorine Silga, natura de Tiebissou Cote d’ Ivoire  Africa, durante este tiempo ha llevado a cabo diferentes misiones en la demarcación “Notre Dame D`Afrique” en formación y en servicio de animación como superiora de la delegación en estos últimos 6 años. 

Es una hermana alegre, cercana, fraterna y humana, con un gran sentido del humor y del amor, lo que hace que cualquier persona a su lado sienta una corriente de positividad, tan necesaria hoy en nuestra humanidad.

Ella nos expresa, con sentimientos de felicidad, la celebración que las hermanas le han preparado, para celebrar con ella el don de la vocación y la fidelidad por parte del Señor y de ella durante este tiempo.

 

“Si je vis, je vis pour toi, je vis par toi »

« Si vivo, vivo por ti y para ti »

Quiero dar las gracias al Señor por haberme llamado al Carmelo Misionero donde me siento muy feliz. Gracias a mis hermanas de la Delegación “ Notre dame d’ Afrique   ”que han querido marcar este día de manera muy especial al terminar nuestra séptima Asamblea de la Delegación.

Me resulta difícil expresar en pocas palabras lo que siento en mi corazón, pues el Señor ha sido grande para mí.

La celebración de este día me hace recordar mis primeros pasos en el Carmelo Misionera, a mis padres, mi familia, mis amigos y a todas la personas que me ayudaron a percibir y responder a la llamada del Señor, algo tan desconocido en mi tierra de  Tiebissou Cote d’ Ivoire, en estos tiempos.

La Eucaristía estuvo cargada de símbolos y gestos, cantos y palabras muy significativos que me lleva a decir al Señor que me siento feliz con Él y que quiero seguirle con mayor entrega y convicción.

Agradezco a la Congregación el cariño y confianza recibido en todo momento, que me han acompañado durante estos 25 años y que estoy segura seguirá acompañándome en años sucesivos.

 

Desde aquí te deseamos muchas FELICIDADES, Victorine y pedimos al Señor de la vida siga acompañándote siempre y siendo la fuente de tu felicidad.