Desde la comunidad “Edith Stein” Noviciado del Continental de América Latina de las Carmelitas Misioneras, nos informan……………..

Para nosotras, el carisma consiste en vivir la centralidad del Misterio de la Iglesia, el amor a Dios y a los prójimos como signo profético de comunión.” (Constituciones, 4)

En vísperas de la gran celebración de nuestra patrona Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz, contamos con la alegría de recibir en nuestra casa de noviciado a las hermanas Lila Rosa Ramírez, Superiora General  y Angélica Conde, Consejera General, quienes hicieron entrega, a la comunidad, de las nuevas Constituciones y Normas Aplicativas.

Nos alegra enormemente tenerlas ya en presencia física, dado que para nosotras son signo profético y de interpelación constante, como continuación de la intuición primera que tuvo nuestro padre fundador. De manera especial en este tiempo de pandemia las constituciones son un medio eficaz para ayudarnos a discernir cómo responder ante esta realidad en que vivimos, animándonos a escuchar el clamor de los que más sufren desde una experiencia orante y fraterna.

Dentro de este marco, recordamos la voz de Santa Teresita, “el más pequeño movimiento de amor puro es más útil a la Iglesia que todas las demás obras juntas” (Ms. B, 4v). Esta frase nos moviliza a responder al Evangelio, a través de nuestro propio carisma con un corazón profundamente arraigado en el amor a Dios.

Nos encomendamos a sus oraciones, para que la gracia de Dios continúe actuando en todas nosotras.

Con cariño: Noviciado Edith Stein. Perú, Lima, Villa María del Triunfo.