Es bello rememorar las navidades pasadas, en nuestro querido Hogar de Ancianas San José de San Fernando, el ambiente navideño se respiraba por doquier, la alegría brotaba desde lo más recóndito de este lugar, la creatividad de parte del personal para preparar algún número navideño para nuestras amadas personas mayores, no faltaban quiénes ofrecían gentilmente una pieza musical navideña, otros preparaban unos villancicos, el compartir un momento de alegría con los párvulos de algún Jardín infantil, la lista sería interminable, pero con la perplejidad de un año 2020  intenso, extraño, duro y doloroso nos resultó, en particular a familias y hogares una situación muy intensa; pero esto no nos hizo perder el pleno sentido de  mirar con esperanza  la Vida y también la Luz que aporta y ofrece el Señor de la Vida.

Con la fuerte decisión de nunca renunciar a que nuestro corazón sea grande, capaz de acoger en él todo lo que tiene vida y la vida de cuantos lleguen a Ti.  LA VIDA y EL AMOR QUE DIOS TE ENTREGA EN ELLA. Descubrir en este tiempo de pandemia o de otras pandemias con las que convivimos a diario y que tanto daño nos pueden hacer. Esto nos lleva a un viaje donde las verdaderas estrellas que nos guían son personas que irradian luz y esperanza, hasta llegar a quien es la Luz por antonomasia, Jesús el Señor, el Hijo de Dios y de María, que puso su tienda entre nosotros en aquella noche de Navidad. Este es el saludo, estas son las bellas palabras que animan nuestra esperanza a esparcirla a quiénes con tanto esmero se les entrega cariño, amor, dedicación, dignidad y que no olviden el sentido de la Navidad a pesar de las dificultades o tiempos duros. Esta navidad si fue diferente, por la soledad, silencio en las cuáles muchos se sintieron inmersos, pero el Dios con Nosotros permanece con la humanidad solidarizando en cada momento de nuestra historia e historias. Por ello esta Navidad fue especial a todas las familias, y a aquellos que se sienten solos y abandonados pero movidos por la esperanza.   COMUNIDAD – HOGAR SAN JOSÉ – SAN FERNANDO – CHILE