… y yo me deje encontrar.

Sin duda el Señor me salió al encuentro. Con mucho gozo y alegría en el corazón quiero compartir con ustedes mi experiencia de la misión realizada en Rio Cuarto, Córdoba – Argentina 2024. Dios que no se deja ganar en generosidad y misericordia, me llamó. Respondiendo a su llamado emprendimos el camino de preparación a la misión entre los meses de noviembre y diciembre, junto a Celeste, Brian, Nancy y Agustín, teniendo encuentros que fueron de gran ayuda para ir preparando el terreno. Ya en aquellos encuentros empezó a resonar en mi la necesidad de encontrar lo que Dios quería para mí en este tiempo, pero fue durante la misión en las visitas al geriátrico y Cotolengo donde Dios me salió al encuentro y pude ver en esos rostros su presencia. La mirada, sus palabras, sus gestos me hacían ver un Cristo sufriente y en ellos escuchaba la voz de Dios. Durante una noche de Adoración Eucarística, me dejé encontrar por ese Dios que nunca se cansa de buscarme y comprendí que, a pesar de mis limitaciones humanas, de mis “peros” y miedos, me ama como soy y me llama a servir a los que más lo necesitan. Hoy ya me encuentro en mi querida provincia de Jujuy, sabiéndome misión, por eso con un nuevo propósito y proyecto, queremos junto a los miembros de la Red Palautiana, continuar el camino misionero saliendo al encuentro de las personas que más estén necesitando del Dios de la Esperanza. Nos encomendamos a sus oraciones por el proyecto de afianzar la Red Palautiana en nuestra provincia, si es la voluntad de Dios.

Claudia Bautista Miranda

es_ESES
Compartir