La hermana Margarita Marques, ha celebrado, junto a sus hermanas, de la comunidad San José de Barcelona, Casa Madre. Los 75 años de fidelidad del Señor para con ella, las bodas de diamante.

Esto es un motivo de acción de gracias al Señor que se fijó en ella y que ha hecho que, durante estos años, le haya servido en diferentes campos de misión, pero siempre con la seguridad de que esta sierva suya no le iba a defraudar. Él sabía bien que Margarita, el día 30 de agosto de 1947 de su primera profesión, le prometía amor y fidelidad. Hoy recordamos esa fecha, en la que ella rodeada de hermanas y familiares decía como María “Hágase en mí según tu Palabra”. También es motivo de acción de gracias a Hna Margarita que ha servido al Señor como Carmelita Misionera en el campo de la salud, en comunidades de España, India e Inglaterra. Siempre con una sonrisa e intentando hacer felices a los demás y como el Señor curar toda dolencia.

En la celebración de la Eucaristía, presidida por el P. Ferrán Colás, Prepósito del Oratorio de Gracia, capellanes de la comunidad, la hermana Margarita renovó, siendo muy consciente, su fidelidad al Señor, la avanzada edad, no restó intensidad en su ilusión de lo que supone renovar la consagración al Señor.

A la fiesta asistieron hermanas de las comunidades más cercana y tras la Eucaristía, se pudo tener un momento lúdico de fiesta y alegría, renovando todas las hermanas, la consagración al Señor y el compromiso de la entrega.

es_ESES
Comparte esto