CMY 2021 Journey

The Carmelite Missionaries Youth started the year 2021 with the Web of Life, the first module to start a yearlong online formation program implementing the Level 1 Series of Formation that will prepare the CMY for full-fledged membership.   At the end of  the 2021, those  who  will complete the Level 1 Series of Formation will be first batch of full-fledged CMY. The first organizational meeting was on January 4,2021 where our Sisters in Indonesia decided to have the CMY Formation in Indonesian language. It was followed by a series of meetings, practice and dry runs.

CMY Philippines had their first online formation session through zoom live streamed on Facebook on January 16, 2021 and from then on it will be every 3rd Saturday of the month from 8-10 in the evening until December. Those who were not able to join the formation for the month will have make up   session before joining the following month      of formation. More than a hundred young  people  joined last January 16. The usual problem encountered is bad weather and weak internet connection.

CMY Indonesia will start their first session on January 24, 2021 from 3-5 in the afternoon and from then on will have it every 4th Sunday of the month until December. The CMY both in Indonesia and the Philippines together with the Sister will take turns in facilitating the formation program so that each one will have a part in its implementation and hands on in their own formation. At the same time a learning experience both for the Youth and the Sister to do online evangelization.

The young sisters in our formation houses in the Philippines, Indonesia and Vietnam attend the activity as part of their exposure in the youth ministry of the Blessed

Francisco Palau Province since they could not do the usual immersion program designed for formation.

The pandemic is both a curse and a blessing. The blessing is it introduces us a way of doing things together and effectively because now we widen our reach even to young people who have already migrated to other countries.

Thank God for showing us the way. In the midst of the challenging situation    we found the path that will unite us even more and closely work  as  one.

Thank you God.

Sr. Rebecca O. Polinar, C.M.

 

La Juventud Carmelita Misionera comenzó el año 2021 con “Web of Life”, el primer módulo para iniciar un programa de formación online de un año de duración que implementa la Serie de Formación de Nivel 1 que preparará el CMY para ser miembro de pleno derecho. A finales del 2021, aquellos que completarán la Serie de Formación de Nivel 1 serán el primer grupo de CMY de pleno derecho. La primera reunión organizativa fue el 4 de enero de 2021, donde nuestras Hermanas en Indonesia decidieron tener la Formación CMY en idioma indonesio. Fue seguida de una serie de reuniones, prácticas y ensayos.

La CMY Filipinas tuvo su primera sesión de formación online transmitida en vivo en Facebook el 16 de enero de 2021, y a partir de entonces será cada tercer sábado del mes, de 8 a 10 de la tarde, hasta diciembre. Aquellos que no pudieron unirse a la formación durante el mes, tendrán una sesión de recuperación antes de incorporarse al siguiente mes de formación. Más de cien jóvenes se unieron el 16 de enero pasado. El problema habitual es el mal tiempo y la débil conexión de Internet.

CMY Indonesia comenzará su primera sesión el 24 de enero de 2021 de 3 a 5 de la tarde, y a partir de entonces la tendrá cada 4º domingo del mes hasta diciembre. El CMY, tanto en Indonesia como en Filipinas, así como la hermana, se turnarán para facilitar el programa de formación, de forma que cada uno participe en la implementación y al mismo tiempo cuiden su propia formación. De esta forma viene a ser una experiencia de aprendizaje, tanto para los jóvenes como para la Hermana, al hacer evangelización por internet.

Las hermanas jóvenes de nuestras casas de formación en Filipinas, Indonesia y Vietnam asisten a la actividad como parte de su experiencia en la pastoral juvenil de la Provincia Beato Francisco Palau, ya que no pudieron seguir el programa de inmersión habitual diseñado para la formación.

La pandemia es tanto una maldición como una bendición. La bendición es que nos introduce en una forma de hacer las cosas juntos y de manera efectiva: ahora ampliamos nuestro alcance incluso a los jóvenes que ya han emigrado a otros países. Damos gracias a Dios por mostrarnos el camino. En medio de una situación desafiante encontramos una forma de caminar que nos unirá aún más, y podremos trabajar estrechamente como un solo cuerpo. ¡Gracias a Dios!

Hna  . Rebecca O. Polinar, C.M.