Una búsqueda conjunta,

“Marchar por los caminos del Espíritu” Francisco Palau

El Consejo Provincial de Europa y el Consejo General se reúnen para continuar la búsqueda conjunta y diálogo sobre los Lugares Palautianos. Ha sido un espacio de compartir, dialogar y establecer los pasos a dar en la preparación de este proyecto.

Desde la reunión mantenida el día 15 de julio, donde nos quedamos con el encargo de reflexionar en cada Consejo sobre el proceso que debíamos seguir, hemos venido trabajando en ello y ahora había que compartir y entre todas ir orientando dicho proyecto.

En la reunión Hna Cecilia Andrés, Superiora Provincial de Europa comparte la propuesta reflexionada por el Consejo Provincial de Europa y Hna Lila Rosa Ramírez, Superiora General y Angélica Conde, Consejera General, presentan la propuesta reflexionada por el Consejo General. Se ha tenido presente los aportes dado por las demarcaciones al finalizar los Capítulos y Asambleas Provinciales.

Tenemos un dialogo abierto sobre posibilidades de comienzo, pasos a seguir, configuración de una o dos comunidades internacionales con hermanas procedentes de diferentes demarcaciones, la necesidad de comenzar comunicación con las hermanas qu

e darán vida a este proyecto y definir el proyecto junto con ellas, así como establecer calendario de actuaciones.

Nos queda como tarea pendiente a los dos grupos de Consejos completar la propuesta presentada y abordarlo en una próxima reunión que tendremos en breve. En la que estableceremos los pasos siguientes, fechas y responsables.

En todo momento nos ha acompañado el sentido de Cuerpo congregacional, quiere ser un proyecto de todas y para todos. Hemos visto cómo nos lleva el espíritu y hacia dónde sopla.

 

Se ha valorado el encuentro muy positivo, por las luces que nos hemos ido dando, por la esperanza que estamos percibiendo, porque vemos un horizonte abierto, claridad y dirección hacia dónde vamos, está tomando forma lo que teníamos en la mente y el corazón y vemos que es posible, sentimos la ilusión de enriquecer a la Iglesia con nuestro carisma, confiadas en que estamos dando pasos de búsqueda conjunta en buscar la manera de velar por la herencia Palautiana, volver a los orígenes.

Así, terminamos nuestro encuentro con la esperanza renovada y llena de ilusión. Para finalizar quisimos poner todo bajo la protección de María, madre del Carmelo y Señora de Virtudes, y  recitamos juntas la oración “Señora de las Virtudes”.

 

Juana Gratias, la primera Carmelita Misionera ha sido fiel, en todo lo que recibió como herencia del P. Palau, así como ella vamos a ser fiel en cuidar nuestro patrimonio congregacional, patrimonio de familia, responsabilidad de todas.