Nuestro Dios es frágil y vulnerable ha sido el tema para unir al CMS Europa, en el pasado día 3 de diciembre, primer domingo de adviento.

Más de 70 personas se juntaron, entre laicos y asesoras, para escuchar al P. Eduardo Sanz, ocd y en seguida orar, partiendo de ese mismo tema.

Presentes grupos de España, Polonia, Portugal y Rumanía, en una oración preparada por el CMS de Faro.

P. Eduardo nos decía: “aunque ya han transcurrido dos mil años desde que el Hijo de Dios vino a la tierra, vemos que el mundo sigue padeciendo las mismas violencias que antes. Y no solo los no creyentes, sino que también los bautizados sufrimos las mismas tentaciones y problemas que los demás. Da miedo encender la televisión para ver las noticias: guerras, conflictos y violencia por doquier. Ante este panorama, ¿podemos seguir afirmando que estamos salvados?”

Adelante añadía: “A nuestro alrededor vemos violencia, crisis, corrupción, escándalos, desánimo… Todo eso es verdad, pero no es toda la verdad. En nuestras vidas también hay muchos signos de bendición: avances en la medicina, en los medios de comunicación, personas solidarias, servidores buenos del evangelio, personas que perseveran en la fe, a pesar de las dificultades… Tenemos que aprender a mirar con atención, para descubrir la presencia del Señor y de su bendición en nuestras vidas, para percibir los signos de su llegada.”

“¡Velad!” Nos lanzó el desafío. “El Señor vendrá cuando menos lo esperemos. Pero no se trata solo de la venida final, sino que debemos estar atentos a su venida presente, ya que él está viniendo en cada momento.”

¡Preparemos bien nuestra Navidad!

Feliz Adviento!

es_ESES
Compartir