Hace unos días publicábamos la noticia de la situación del Volcán Taal en Filipinas y como había afectado al lugar donde viven las Carmelitas Misioneras. En esta noticia presentamos por fotos como estaba el lugar. Las cenizas cubrían las casas y calles que lo hacían intransitables y no habitables. Una vez más ha habido personas que han sentido la llamada a ayudar en este momento, ahora han sido los alumnos, padres, profesores y hermanas de la comunidad educativa del Colegio “Mater Carmeli” Novaliches, que se han ofrecido voluntarios para ayudar a limpiar el terreno de nuestro centro de Espiritualidad. Todo un ejemplo de ser verdaderos ¡TESTIGOS DE LA COMUNIÓN!, que han abierto los ojos y el corazón para atender una necesidad. Son los que hoy el Señor les dirige estas palabras. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Desde aquí, las Carmelitas Misioneras queremos agradecer vuestra solidaridad con las hermanas del Centro de Espiritualidad. Es un testimonio de cariño y cercanía a las hermanas.

            ¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS HECHO POSIBLE ESTO!!!