El día 11 de noviembre hemos tenido el segundo encuentro de hermanas delegadas al XXII Capitulo General. Este encuentro nos ha brindado la oportunidad de acercarnos a la misión compartida con laicos que tenemos en la Congregación.

Para ello han sido invitados para compartir sus experiencias; Gerald Ian Taylan, como representante del Carmelo Misionero Joven (CMY) de Filipinas, Cecilia Pose, coordinadora de la Red Palautiana de Argentina, Clara Inés Arenas, colombiana, Coordinadora del Comité Internacional del Carmelo Misionero Seglar y Olivia Ortega, es la directora del Centro de Promoción Francesc Palau del Prat de Llobregat (Barcelona), España.

Para llevar la reunión nos ha acompañado el P. Pedro López Calvo, Misionero Redentorista, que en estos momentos está en Oporto, Portugal y que tiene una amplia experiencia en misión compartida con Laicos desde su Congregación.

También han participado en dicho encuentro los coordinadores del CMS de cada demarcación, la coordinadora del Carmelo Misionero Joven de Filipinas, el Comité Internacional del CMS, las hermanas asesoras del CMS de cada demarcación, del Carmelo Misionero Joven y las de grupos de otros laicos. Hemos sido un total de 75 personas.

Comenzamos el encuentro con unas palabras de Hna Lila Rosa Ramírez, Superiora General, que da la bienvenida a todos y presenta el trabajo del día y al P. Pedro que acompañará este encuentro. Seguidamente el P. Pedro realiza una motivación sobre la importancia de la misión compartida con laicos. Expresando que las Congregaciones religiosas hemos ido tomando conciencia de que nuestro carisma no es exclusivo de los religiosos. El Señor también ha regalado nuestro carisma a muchos laicos que, por estar en contacto con nosotros y con nuestra misión, han sentido la llamada del Señor para participar del carisma. No es una concesión que la Congregación hace a los laicos; es una llamada que el Señor les hace para formar parte de nuestro carisma. Desde siempre las Carmelitas Misioneras habéis trabajado con los laicos. Ellos han estado incorporados a vuestras obras misioneras, y muy especialmente en el campo educativo: profesores, padres, alumnos… la acción en el campo de la salud, la misión “ad gentes”, la pastoral social, la pastoral de la juventud, la pastoral de la espiritualidad y otras formas de evangelización.  Sin embargo, ha sido en los últimos años cuando hemos ido tomando una mayor conciencia de la misión compartida, de la riqueza de esta familia en la que hay religiosas que han puesto sus vidas al servicio de la misión en este carisma misionero, y hay también laicos que, no sólo trabajan con nosotros, sino que son parte de la familia.

Por eso es importante, en este momento de la vida de la Congregación, tomar conciencia del momento privilegiado que vivimos como familia.

Tras la motivación de Pedro, se pasó al momento de escuchar los testimonios de los laicos invitados que nos acercaron a realidades diversas en la misión compartida y que nos alentaron a seguir trabajando en este campo, que nos estimula para llevar el mensaje del evangelio, desde nuestro Carisma Palautiano a todos los rincones del mundo.

En la puesta en común, se hizo especial hincapié en la necesidad cada vez mayor de empeñarnos en la formación y la extensión del carisma en los más jóvenes. Para concluir el encuentro el P. Pedro resume en 6 palabras lo más destacado de lo compartido Misión, familia, formación, espiritualidad, sinodalidad y amor a la Iglesia.

es_ESES
Compartir