La alegría de decir Sí al llamado de Dios junto con María nuestra Madre

 

Solemnidad de la Anunciación. Día en que la historia de la humanidad cambió cuando María dio su “Sí” valiente a Dios, concibiendo desde aquel momento a Jesús y convirtiéndose en protectora del Niño que un día nacería y salvaría con amor al mundo. Junto a este motivo de alegría hoy tenemos otro importante saber que 8 jóvenes valientes Jesnisha Dsouza, Meda ia I Lapasam, Steffi Chympa, Arpan Samad, Sushilaben Vasava, Priyanka Mardi, Selvina Pereira y Reshma Ekka comienzan su etapa de formación en la congregación de las Carmelitas Misioneras en la Provincia de San Francisco Javier de India. Ellas han oído la invitación del Señor a seguirle en la vida religiosa y quieren responder generosamente.

Nuestros corazones están llenos de profunda gratitud al Señor por el don de la vocación, de ellas al Carmelo Misionero. El Señor nos ha bendecido con mujeres jóvenes, enérgicas, vibrantes y dinámicas que están listas para entregar sus vidas al Señor Todopoderoso y a Su Reino.

La celebración de iniciación tuvo lugar en la comunidad de Snehalaya: Relwa, Gujarat del Sur, India, el día 25 de marzo, fiesta de la Anunciación de la Virgen. Deseamos que María madre del Carmelo sea vuestra compañera de camino para ir descubriendo en este proceso de formación la voluntad del Señor en vuestra vida. Que Francisco Palau os inspires y ayude en vuestro itinerario vocacional. El Señor vuestra fortaleza.

Seguimos sintiendo la llamada del Señor

Seguimos con buenas noticias, este mismo día iniciaron el noviciado Shanti Mardi y Rajani Badaseth y nos cuentan su testimonio:

Un día tan esperado por nosotras, el 25 de marzo de 2020, comenzamos nuestro Noviciado, otra nueva etapa formativa, que nos ayudará a seguir creciendo en conocimiento de lo que supone consagrarse al Señor en la familia de Carmelitas Misioneras, y prepararnos para dar el Sí al llamado de Dios, mediante la profesión religiosa. Este día es muy significativo ya que es la solemnidad de la Anunciación del Señor. Nosotras junto con María decimos Sí al llamado de Dios y nos disponemos a vivir con ilusión este tiempo de preparación.

Estamos agradecidas con Dios por su acompañamiento en nuestro itinerario vocacional, durante la etapa anterior, hemos sentido muy fuerte su presencia. El proceso de formación nos ha ayudado a crecer en autoconocimiento. Hemos descubierto nuestras cualidades, habilidades y talentos. También llegamos a saber más sobre la vida religiosa, el valor de la oración, la comunidad y la vida misionera. Disfrutamos la vida comunitaria; sentimos la sensación de pertenecer a la familia del Carmelo. Experimentamos amor tierno en la comunidad y servicio desinteresado. Visitamos a las familias todos los domingos y conocemos sus problemas, realidades y desafíos.

Por todo ello os invitamos a cantar con nosotras esta acción de gracias al Señor. Y pedir sus oraciones para que cada día vayamos descubriendo la voluntad del Señor en nuestras vidas y ser fieles en la respuesta que tenemos que dar.