”Oh Iglesia porque te amo busco en los servicios ocasión de complacerte”

No hay cosa que llene más el corazón de alegría y satisfacción que darse a los demás, con este gozo he tenido la oportunidad de compartir con miembros de mi familia y amigos el gozo de ver rostros llenos de sonrisas, ese rostro donde se refleja el mismísimo Dios niño que vendrá pronto a nuestros corazones.

Diferentes hogares nos abrieron sus puertas para recibirnos extendiendo sus manos con alegría recibiendo la comida que se les llevó y no faltaban los pequeños ojitos que deslumbraban al ver aquellas bolsas llenas de sorpresas.

Doy gracias a Dios y al Carmelo Misionero por fomentar en mi interior este don de darse a los demás con amor.

Laura Garita. CMS

Tres Ríos, Cartago – Costa Rica.