Nos acercamos a Chile y vemos como las Carmelitas Misioneras están protegiendo a la población vulnerable, siguiendo el mandato del Señor “Lo que hicistéis con uno de estos mis pequeños conmigo lo hicisteis”. (Mt 25,40)

¡¡Gracias hermanas!! por que habéis entendido que importante es hacer felices a los demás en plena pandemia.

HOGAR EN CUARENTENA

En nuestro Hogar de Ancianas “San José de San Fernando”  la comunidad desde que se informó por la prensa sobre el primer caso de COVID-19, se inició una campaña de toma de medidas para el resguardo de nuestras personas mayores bajo nuestro cuidado, y una de ellas fue la de suspender las visitas de apoderados, familiares de las ancianas, los que comprendieron la medida priorizando el bienestar, cuidado y resguardo pues ellas son las que tienen mayor riesgo frente al contagio de esta pandemia. Las medidas también consideraban al personal, algunas de ellas: uso de mascarilla, cofia permanente, cambio reglas de uniforme, como también sanitizar el recinto cada día y todas las ayudas para evitar la propagación del COVID -19. Se implementó la barrera sanitaria donde al llegar se lavan las manos y cambian de zapatos, se toma la temperatura y constata la declaración jurada de que no tiene síntomas relacionados con el covid-19. Otra medida es ir a buscar y llevar al personal que es de los lugares aledaños a la ciudad, para evitar que ellas se contagien al utilizar la locomoción pública.

El servicio nacional del adulto mayor está preocupado enviando permanentemente medidas que todos los establecimientos de larga estadía de adulto mayor deben efectuar, como actuar y que protocolo seguir en caso de que se produzca un caso de contagio tanto en las personas mayores como alguien del personal.

Resaltar el interés y cooperación de algunos apoderados, para proveernos de lo necesario para el cuidado de las residentes, como también el de nuestras hermanas de Santiago y lo Prado a quienes agradecemos su preocupación y ayuda.

A pesar de esta cuarentena al interior del hogar hemos podido celebrar, el día de nuestro patrono San José, semana santa, pascua de Resurrección. Las hermanas, el personal han aportado lo mejor de cada una para otorgar momentos de alegría, entusiasmo, aunque muchas a causa de su alzheimer no se enteran del motivo de que sus familias ya no les visitan, con algunas se ha podido realizar video-llamadas y a otros familiares se les envían videos para mantener la comunicación con sus seres queridos. Sabemos que las residentes tienen presente a sus seres queridos en lo recóndito de su corazón, añorándoles siempre, es doloroso contemplar esta escena al verse sumidas en sus mentes y sin comprender porque ya nadie les visita, y es ahí donde viene la labor de contención para ellas, en medio de los quehaceres siempre hay un espacio para cantar, rezar, bailar, chistes, pintar, anécdotas, adivinanzas… todo lo necesario para sacar una sonrisa a nuestras queridas residentes en tiempo de pandemia. San José nos siga protegiendo.

Comunidad San José San Fernando