Como cada año el Consejo General de Administración conformado por Hnas. de los diferentes continentes: Mª Hidalia Aguilar, Raquel Diaz, Mª Estela Cuesta, Victoria Mesina y Celine Meses nos hemos reunido, para dar respuestas a los objetivos establecidos por los estatutos de este organismo.

La reunión ha tenido lugar en nuestra casa general de Roma, los días 28 de octubre al 6 de noviembre. Los dos primeros días hemos abordados temática mundial.

            En el primer día, de iluminación, se unieron a nosotras las hermanas del Consejo General. La formación ha sido impartida por el Doctor Lucio Lamberti, economista y asesor de congregaciones, nos ha mostrado la realidad mundial económica, política y social, desde una visión actual y muy concreta. La realidad económica es compleja y frágil,  inestable, virtual y ficticia, donde el capital tiene libertad de movimiento en bienes y servicios, permitiendo el desarrollo de corporaciones multinacionales, el comercio internacional, el desarrollo de países emergentes, una  alta  inflación que genera el incremento de los pobres y la disminución de garantías sociales, el deterioro ecológico  y la concentración del capital en pocas manos.Frente a este contexto las Carmelitas Misioneras, tenemos grandes desafíos. Por la tarde continuamos la iluminación sobre el tema “Migraciones, historia y fe después del Sínodo”, a cargo el P. Manuel Cubias sj.  puntualizó que el fenómeno de la migración va en aumento (244 millones de personas en el mundo. El 3.3% población mundial), debido a variaciones geográficas, demográficas y geo-políticas. Es necesario el trabajo en red, para hacer más efectivas las respuestas colectivas. El segundo día la iluminación estuvo a cargo del grupo asesores de Alter, especialistas en entidades de iglesia, nos ha dado criterios, procesos y resultados para la ejecución de auditoria.

Además, como cada año, se han evaluado y estudiado los proyectos financiados por Foscarmis (Fondo solidario congregacional) venidos de diferentes partes del mundo donde las Carmelitas Misioneras realizamos nuestra misión: Chile, Centro América, Colombia, Europa, Kenya, Nigeria, Costa de Marfil, el Congo, la India y Filipinas. Esto nos ha trasladado al campo donde nuestra solidaridad se hace verdadera y evidente.

Todo ha estado desarrollado en un clima fraterno de colaboración, trabajo responsable y a buen ritmo, para responder a los objetivos del encuentro que consideramos logrados.

            Desde aquí queremos agradecer la solidaridad de tantas comunidades de Carmelitas Misioneras que aportan anualmente a este fondo para hacer realidad la misión de nuestra congregación, vivir la comunión con el cuerpo sufriente de Jesucristo. Es una oportunidad más de seguir encarnando el legado del P. Francisco Palau.

            Nos unimos a todas las Carmelitas Misioneras esparcidas por la geografía mundial para celebrar con gozo la fiesta de nuestro Padre Fundador.