私たちの精神性

Misterio de comunión: Dios y los prójimos

Nuestra espiritualidad hunde sus raíces en el Carmelo Teresiano, vivido al estilo de フランシスコ・パラウ. Se centra en la vivencia del misterio eclesial como 交わりの秘儀:神と隣人. Esto se concreta en la llamada a la comunión fraterna, la actitud contemplativa en el trato amistoso con Dios y escucha de su Palabra, el espíritu misionero, que nos hace salir hacia los que más nos necesitan.

Ser profetas y signos visibles de comunión supone también, avanzar en la misión compartida, valorando la complementariedad y fortaleciendo el sentido comunitario de la vida y la misión.

Hacer de la Eucaristía el centro de la vida (MRel 3, 1-12; 4, 22-24. 28; 11,4), como realización máxima de la unión con Dios y los hermanos, nos urge a hacerla expresión viva en la fraternidad y en el compartir con los pobres, anticipando así el banquete universal del Reino.

Presencia de María, como figura y tipo perfecto de la Iglesia, modelo de entrega a la voluntad de Dios y de entrega gratuita y generosa a los demás.

了い

ニュースレターを購読する

プライバシー *

スパムメールを送ることはありません。読む プライバシーポリシー.

jaJA
シェアする