En este momento, lo más esperado sería que os ofreciera una página sobre el inicio de la obra social palautiana. Sin embargo, no será así. No. Anotaré un sencillo análisis en torno a su composición-cumbre: 教会との関係 Aunque en otras ocasiones las he mencionado, ahora quiero darles mayor relieve. Es que el tomo en sí merece un análisis, aunque sea sencillo ¿Verdad? Y como el lugar no lo tiene específico, puede ser éste.

Es la obra más autobiográfica y confidencial salida del corazón y de la pluma de Palau. Contiene sus memorias, y confesiones más hondas y realistas. Junto a las cartas, ¡claro! Es como una semejanza de su propio recorrido. El cual albergaba los secretos de su espíritu. Lo demuestra incluso una superficial lectura. Comprobado lo tenemos, ¿verdad? Razón por la que lo guardó, celosamente. Sin dudarlo, se encuentra entre sus escritos de relieve. El título con que se designa no es del autor. ¿Quién se atrevió, pues? El p. Alejo. Sin embargo, acertó. Corresponde al contenido.

Constaba, de dos volúmenes, sí. El primero, cuya composición había comenzado el año 1860-61, desapareció durante la contienda española de 1936-39. Sólo se han conservado ciertos fragmentos reproducidos por el p. Alejo en La Vida del P. Palau. Libro escrito por el mencionado p. Alejo. Contenido principal de la parte desaparecida fueron las experiencias Palautianas, vividas durante esos años, 1860-1864.   

La parte segunda que hoy se conserva, y que saboreamos con auténtica satisfacción comenzó a redactarla en 1864. El espacio para estampar su vida en el papel se prolongó a lo largo de 3 años. Punto final: 1867.

Con este manuscrito, Palau no pretendió redactar un tratado doctrinal. Tampoco un diario espiritual. Sólo deseaba manifestar -para su uso personal y exclusivo– las reflexiones y sentimientos que le sugería el misterio de la Iglesia. Es que por aquellas fechas se le había manifestado en todo su esplendor. ¡Dichoso Palau que la reconoció y convivió con Ella, en esta singular situación!

Procuró que nadie accediera a tal declaración de su cima vocacional. Cuidadosamente la guardó. Tanto que la mantenía cerrada con llave. ¡Segura protección! Solo las saborearían personas muy afines a él.

Ya sabemos cuál es el centro del escrito: el misterio de la Iglesia, efectivamente. En este recorrido Palautiano, coronando cimas, se entrecruzan, continuamente, lo 生活、教義、象徴。

En la secuencia cronológica del escrito distinguimos el proceso seguido en las relaciones con Ella, su Amada, durante los años que incluye su redacción.

Cierto, el argumento expresa las vivencias espirituales de Palau, durante aquellos años -64-67- pero al mismo tiempo nos ofrece otros momentos relevantes de su vida anterior: 7歳まで…-escribe-. Y como si los hubiera despertado de un sueño afluyen, en cascada, numerosos sucesos interesantes, vividos por él. ¿Verdad? El conjunto traza el interesante modelo que recorrió en su trayectoria espiritual.

Impulsado por lo mejor de sí mismo, pretendía llevar al papel, de la forma más gráfica posible, sus propias vivencias, en torno a ese misterio central que le invadía y plenificaba. De ahí que muestre numerosas características autobiográficas.

Tal experiencia le hacía prorrumpir en coloquios y soliloquios. Inspirado en la Sagrada. Escritura o creados por él. Pues Palau era maestro en estas lides. Lo escribía a vuela pluma, sin trabarlos lógica o sistemáticamente.

Por tanto, la disposición del lector, al acercarse a esta obra ha de ser la de quien se sumerge en la intimidad recóndita de un alma grande. De ahí que será mejor leerla por partes.  

Diferentes asuntos, pueblanMis Relaciones. Sí, sí. Los agrupo por apartados. De momento, el que compara esos años con épocas anteriores de su vida. Y tales situaciones pasadas, las considera a la luz de ámbitos nuevos y distanciados del primer suceso.

Desde diversas perspectivas vislumbramos la Iglesia, cuerpo moral de Cristo. Se halla vivificado por el Espíritu Santo. Del que participamos todos los creyentes. La Eucaristía, encuentro y comunión hondos de los que formamos la Iglesia. María, modelo acabado de la misma.El profundo sentido de su sacerdocio. Como padre de la Iglesia y para la Iglesia. Vivía muy consciente esta dimensión vocacional. Razón por la cual le dedicaba sus mejores posibilidades. Las fuerzas del mal que trataron y tratan de impedir el camino espiritual de los creyentes. Y a paliarlas o eliminarlas dedicó los años-cima de su recorrido.

La tendencia figurativa de Palau –el género literario de la obra- es el mayor obstáculo interpretativo. Se suceden diálogos con interlocutores, desplazadosdesde diversas procedencias. Toda esta coreografía confiere al escrito una inconfundible modulación profética y apocalíptica. Lo afirman los expertos. Sus experiencias sobrenaturales hay que descubrirlas en medio de este frondoso bosque. En conjunto, el libro resulta el mejor tramo de la aventura, vivida por él y muy cercana al universo de la mística. Tales páginas autobiográficas de Palau demuestran, sin lugar a duda, que su espiritualidad es, esencial y radicalmente, eclesial.

Preámbulo del escrito fue la vida. Y Palau la registraba con escrupulosa fidelidad. En los mejores momentos de su jornada. En los más sagrados de la misma. Toda una invitación a sus seguidoras/es a reservar los mejores para esta experiencia de cima.

jaJA
シェアする