Hermanos y hermanas del Carmelo Misionero Seglar, hermanas asesoras y toda la familia del Carmelo Misionero, que la Paz esté con todos nosotros y con el mundo entero.

El día 12 de marzo hemos participado de una reunión abierta a todos los miembros del CMS y a las hermanas asesoras de la Demarcación de Europa (Mater Carmeli) con motivo de la primera de las reuniones preparatorias al Encuentro Internacional del CMS que tendrá lugar en noviembre del presente año.

 

Ha sido un breve encuentro de familia, donde como siempre ha sido una gran alegría volver a vernos las caras, aunque haya sido vía online.

Hemos iniciado con una oración ambientada por el grupo de CMS de Polonia y hemos continuado con palabras de los miembros del Comité Internacional: Pedro José y Laura (Pedrito y Laurita), así como de la Hna. Angélica del Consejo General.

La reunión ha tenido un carácter informativo, comunicando a los asistentes el plan de preparación previo al próximo encuentro internacional del CMS.

La idea es mantener reuniones periódicas mensuales preparatorias para: organizar, preparar, evaluar, orar y discernir los temas que serán tratados en la próxima asamblea internacional.

Así mismo, al finalizar la serie de reuniones que tendrán lugar los próximos meses, se elegirán los miembros que representarán a la demarcación de Europa en el próximo encuentro Internacional.

 

El comité internacional se encargará de proporcionar el material necesario para que se pueda trabajar en todos los grupos de origen y de esta forma lleguemos preparados al encuentro el próximo mes de noviembre.

Toda la información que se ha compartido hoy durante la reunión será remitida a los coordinadores de grupo para que estos puedan compartirla con los respectivos grupos.

En las presentaciones encontraremos las motivaciones de las próximas reuniones, así como las fechas en las que tendrán lugar.

Un gran gozo haber tenido la oportunidad de veros de nuevo a muchos de vosotros y seguimos caminando por la senda que el Padre Palau nos dejó bien marcada para que no perdiéramos el norte.

Y hoy más que nunca: “Que el amor a Cristo, a María y a la Iglesia polaricen nuestra vida”.

 

Un abrazo fraterno.

CMS Badalona.

 

it_ITIT
Condividi questo