Durante los últimos años Francisco Palau dedicó sus esfuerzos a una actividad delicada y hasta heroica: la atención a los zarandeados por el mal. Y ¿cómo realizó este cambio de perspectiva en su servicio apostólico? Resultaban fundamentales los servicios que realizaba. Entre otros:

*  Guía y acompañante de quienes cuidaban su formación cristiana de adultos.

* Predicador incansable de la Palabra.  Lo efectuaba de modo incansable.

* Fundador en tres dimensiones: Hermanas, Hermanos de Mallorca, compañeros de siempre.

*  Director de misiones populares en diferentes diócesis del país.

Y fundamentalmente su testimonio de hombre contemplativo y eremítico. Tenía sus frecuentes retiros personales en el Vedrá. Punto estratégico entre el espacio y la tierra.

1836 Se ordena presbítero.

Por coherencia vocacional se ve forzado a exiliarse, a Francia. En 1840. Cuenta 29 años. Marchó en compañía de su hermano y de otras personas conocidas. Allí acoge y se rodea de quienes le piden orientación y acompañamiento espiritual. Desde donde comienza a publicar sus escritos, también. Después de 11 años, abandona, definitivamente, la nación vecina.

Palau vivía muy anclado en su momento histórico, pero con la mirada fija en el futuro. Un centinela. Intentaba detectar qué panorama se acercaba. Alerta a lo que podía suceder y a las consecuencias que de ello se derivarían. Todo un vigía.

El obispo de Barcelona, antiguo amigo suyo, le concedió amplias facultades ministeriales.

1851 Fundó la Escuela de la Virtud, para la formación cristiana de adultos. La cual funcionó en la iglesia parroquial de S. Agustín.

Impartió ejercicios espirituales al clero y al pueblo. Privilegiaba la atención a los enfermos ninguneados en la Ciudad Condal. Como consecuencia tuvo conflictos con las autoridades.

Acusada la Escuela, de estar implicada en las huelgas organizadas en Barcelona, en 1854, los militares la clausuraron y confinaron al director, al destierro. Sí, a Ibiza, prisión del Estado. Allí permanece 6 años. ¡Nada menos! Le conceden la libertad en 1860.

Obtiene el nombramiento de misionero apostólico de la Congregación de Propaganda Fide ese mismo año.

1865,sigue divulgando sus escritos.Dirige la publicación de sus obras-cumbre. Como representativa de todas cito el álbum religioso, La Iglesia de Dios, figurada por el Espíritu Santo, en los libros sagrados.

Ese mismo año surgen los primeros planes fundacionales que logran estabilidad y continuidad. En Menorca, sí.

1866.Se traslada a Roma. Donde permanece 3 meses. Liberado de timideces,  presenta a los PP. Conciliares, en el Vaticano, la documentación sobre los exorcismos.

Obtiene del comisario apostólico de los Carmelitas Descalzos y Procurador de la Congregación de España la patente de director de los Terciarios de la Orden, 1867. 

Realiza un2º viaje a Roma, 1870. Con el fin de informar sobre el Concilio Vaticano a los lectores de El Ermitaño.

Sigue ocupándose, tanto de sus seguidores como de sus posesiones en Vallcarca (Barcelona).

Por sospechas de que intenta reorganizar la Escuela de la Virtud lo detienen y de nuevo lo confinan a Ibiza.

A lo anterior se añade que Palau fue un auténtico Profeta en las realidades que más le preocupaban. La eclesiología de su tiempo no había captado ciertos aspectos del misterio de la Iglesia, que para él resultaban vivenciales. Sumamente importantes. Faltaba una elaboración precisa. Razón por la cual él, la tuvo que improvisar. Más por penetración vital que por estudio analítico. Pero que no logró estructurar orgánica y sistemáticamente.

Dependiendo del misterio de la Iglesia podemos establecer las demás coordenadas de su experiencia y pensamiento. Misterio de la Iglesia, punto cardinal de su experiencia espiritual, porque lo fue de su doctrina y quicio de toda su actividad apostólica. Sí, Palau profeta del misterio eclesial.

Aunque valoraba y mucho, los compromisos mencionados que jalonaron su servicio eclesial, a lo largo de su existencia, veía primordial la lucha contra el mal. Pues impregnaba infraestructuras personales y sociales y deterioraba la vida.

Y sus seguidoras/es ¿Continuamos su hoja de ruta? ¿Aportamos nuevas extensiones que la amplíen y autentiquen? O ¿minusvaloramos y “pasamos” de lo recibido?

euEUS
Share This