El domingo 22 del mayo hemos celebrado la presentación y entrega de las reliquias de Padre Palau a nuestra parroquia de Trzebinia.

Nos hemos preparado a este evento con mucho entusiasmo. Ya hemos empezado desde el primer dia de mayo con la celebración del “Mes de María” del Padre Palau en nuestra parroquia con la participación de la gente. Una vigilia de oración el día 21 de mayo con la animación del grupo musical “Hortus Dei” con textos de los santos del Carmelo y también de beato Francisco. Una vigilia vivida con profundidad, se percibía en el ambiente y en la gente que participaba.

Por fin llega el domingo 22, día grande para el Carmelo Misionero en Trzebinia. Un acontecimiento que quedará grabado en nuestros corazones. Hemos querido conmemorar con este evento los 30 años de nuestra presencia en este pueblo y los 150 años de la muerte de nuestro padre Fundador. Unos de los momentos más emotivos fue la procesión de entrada con la reliquia llevada por Hna Agueda Solas (primera carmelita misionera que vino a Polonia), acompañada por Katarzyna del Carmelo Misionero Seglar y Beata del Carmelo Seglar (miembro de la familia que nos regaló la casa donde vivimos). La Eucaristía concelebrada por varios sacerdotes y presidida por el padre Krzysztof Piskorz OCD que en su homilía nos ha hecho vibrar repitiendo todos juntos “¡Vivo y viviré por la Iglesia!” – un eco que quedará en la memoria de este pueblo y que continuará viviendo y actuando.

Hemos gozado de la presencia de las comunidades de Polonia, del CMS, Carmelo Seglar, familias de la parroquia y amigos. Con todos hemos compartido una fiesta llena de gozo y agradecimiento. Hemos recibido numerosas muestras de agradecimiento por nuestra presencia y vida en Trzebinia.

euEUS
Share This