SÍMBOLO: Cuadro y reliquia del P. Palau, Libros: Historia de las Carmelitas Misioneras, Escritos de Francisco Palau y Constituciones.

PREPARAR: Fotos montadas con rostros de personas que muestran los diferentes miembros de la Iglesia.

Introducción

Francisco Palau fue un misionero incansable que salió a anunciar que la Iglesia es infinitamente bella y amable. Hoy reflexionaremos sobre la misión que el Padre Palau cumplió en la Iglesia.

  • ¿Cuál era su misión?
  • ¿Qué predicaba realmente?
  • ¿Qué quería decir con “infinitamente bella”?

Canto.

Yo busco una Iglesia Nueva
Yo busco una Iglesia nueva, lugar de alegría y fiesta:
que viva en comunión con Cristo su Cabeza, en un sólo amor.
Yo busco una Iglesia pobre que esté al servicio del hombre
que lave nuestros pies y en el amor fraterno entera esté su ley.

Una Iglesia Santa con solo un corazón
es la “Cosa Amada” que busco yo (2v.)
construyamos juntos la fraternidad:
las palomas pueblan el azul de paz;
somos piedras vivas de la gran ciudad:
¡Una Iglesia Nueva está surgiendo ya!

Yo busco la Iglesia viva que resplandece en María:
Esclava del Señor y tipo de la Iglesia en todo su esplendor.
Yo busco una Iglesia virgen, esclava, pobre y humilde:
de puro corazón que se guarda indiviso sólo para Dios.

Yo busco una Iglesia nueva: alegre ciudad de fiesta;
vestida de la luz, Jerusalén amada, novia de Jesús.
de Dios Uno y Trino nace la Iglesia hecha a su imagen
que tiende a la unidad y crea entre los hombres la fraternidad.

Lectura

Lucas 4:18-19

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar la buena noticia a los pobres. Me ha enviado a proclamar la libertad de los presos y la vista de los ciegos, a liberar a los oprimidos, a proclamar el año de gracia del Señor.”

Texto Palautiano

MRel. Fragmentos III, 2
“¡Oh, qué felicidad la mía! Ahora te he encontrado. Te amo; lo sabes: lo menos que puedo ofrecerte es mi vida, para corresponder a tu amor. La pasión de amor que me devora encontrará su alimento en ti, porque eres tan bella como Dios, eres infinitamente amada. Mi corazón fue creado para amarte, aquí está, es tuyo, te ama. Te amo, y tú eres capaz de corresponder a mi amor; sé que me amas con un amor puro, leal, firme y constante. Ya no me pertenezco a mí mismo, sino que soy tuyo; porque te amo, dispón de mi vida, de mi salud, de mi descanso y de todo lo que soy y tengo”.

Reflexión

El padre Francisco Palau se enamoró de la Iglesia. Considera que la Iglesia está herida, pero es hermosa. Su principal preocupación en todo su trabajo apostólico fue embellecer la Iglesia y anunciar su belleza a las naciones. “Su intenso apostolado no fue más que la prueba de su amor y el sello de su autenticidad” (Pasión por la Iglesia, p. 67).

Hoy en día, la Iglesia está pasando por muchos escándalos y divisiones, individualismo, falta de deseo de santidad en la vida religiosa, muchos están dejando la fe.

  • Como hijos e hijas espirituales del P. Palau, ¿cuál es nuestro papel en la Iglesia?
  • ¿Cómo vamos a dar a conocer la belleza de la Iglesia?
  • ¿Cuál es nuestra misión? ¿Qué vamos a predicar con nuestra vida?

Silencio

Breve oración espontánea por los diferentes miembros de la Iglesia

Oración Final

Dios Padre nuestro, que has llamado al Beato Francisco Palau como padre en la Iglesia y de la Iglesia. Haz que, por su intercesión, dediquemos nuestras vidas a servir a nuestra santa madre Iglesia encarnando la Palabra de Dios y viviendo nuestra vida eucarística en comunión con todos nuestros hermanos y hermanas, y así restablecer la santidad y la belleza de tu santa Iglesia. Amén.

caCAT
Share This