Papa-justicia


La voz de la Iglesia hoy:

La vocación de custodiar

“La vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien. En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos afecta a todos. Sed custodios de los dones de Dios.

Y cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido. Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen «Herodes» que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer.

Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos «custodios» de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Pero, para «custodiar», también tenemos que cuidar de nosotros mismos. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura”. Papa Francisco Eucaristía de inauguración del Pontificado 19.03.2013.




custodiar


 

Colombia: la Iglesia en primera fila para ayudar a los desplazados



La invitación de la Caritas Colombiana ha sido lanzada con motivo del Día Mundial de los Refugiados, que se ha celebrado este jueves 20 de junio, indicó la agencia de noticias FIDES.
La Pastoral Social Cáritas Colombia además ha presentado la historia de las personas que se han visto forzadas a abandonar sus hogares y la labor que el Programa de Refugiados ha desarrollado por La Iglesia Colombiana junto con Acnur desde hace más de 50 años.
Por su parte la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en un comunicado publicado ayer en Bogotá, indicó que el conflicto armado en Colombia ha forzado al desplazamiento a 4,7 millones de personas desde 1997.
El documento Acnur añade: "En el país es especialmente preocupante la tendencia de incremento de desplazamientos masivos", y calcula que entre enero y mayo de este año se registraron en el país 53 situaciones de ese tipo que han afectado a 3.621 familias.
Los datos globales de la Acnur calculan que hasta finales de 2012 había en el mundo  45,2 millones de refugiados. América, con 806.600 personas, tiene el porcentaje más reducido, que equivalen al 8% del total, y de estos en Colombia se encuentra el contingente más numeroso con 391.100 desplazados. 
Los datos de las Naciones Unidas coinciden con los del informe elaborado por la Iglesia a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social, basándose en los datos recogidos por el Centro de Seguimiento para los Desplazados Internos, y cuyo informe indica que Colombia existen entre 4,9 y 5,5 millones de desplazados.
El informe del Centro de Vigilancia del Desplazamiento Interno IDMC (Internal Displacement Monitoring Centre), reveló que durante 2012 por lo menos 256.590 personas se desplazaron en Colombia, aunque considerá mayor el número total de los desplazados: entre 1985 y 2012  indicaron 5.701.996 de personas.
Según el informe del IDMC Colombia es el primer país en el mundo con el mayor número de desplazados internos, seguido por Siria y la República Democrática del Congo (RDC).
La Iglesia Católica en Colombia se encuentra en primera línea para ayudar ante este flagelo y ha puesto en marcha nuevas acciones en favor de las personas que huyen, a través de programas y proyectos ejecutados en 76 diócesis y 5.500 centros y parroquias del país. 
Hace casi 30 años, la Conferencia Episcopal de Colombia publicó una investigación titulada “Derechos Humanos: Desplazados por Violencia en Colombia”, que sacaba a la luz las dimensiones del fenómeno.
http://www.zenit.org/es/

 faceb twitter

Ingresa

Recordarme

Aula de formación

logo-aula


 

Vidas ejemplares

Vidas-ejemplares-imagen

Idioma

Info Demarcaciones

INFO-DEM

Cátedra de Francisco Palau

Foscarmis

solidaridad1-1

Contáctanos

 

email logo1Si deseas comunicarte con nosotras, escríbenos a carmisioneras@gmail.com tendremos el gusto de responder tus inquietudes.